ESTAMOS TODOS LOCOS. Eric Laurent

La promoción de la salud en la actualidad impone una exigencia sin límites: el máximo de salud y placer para todos, y por todos los medios disponibles. El discurso de la ciencia opera sobre la demanda del sufriente objetivándola, convirtiéndola en una cifra, insertándola en parámetros estadísticos, en función de los cuales se determinará una serie de estándares que medirán la adaptación o el trastorno mental del sujeto en cuestión.

Mediciones, cifras, escalas de evaluación y protocolos de tratamiento que aspiran a borrar no solo lo más singular de un sujeto, sino también la presencia del practicante en el cuadro, la relación terapéutica, la dimensión de la transferencia o el vínculo educativo, según el caso.

LA NARANJA MECÁNICA, 1971, STANLEY KUBRICK

LA NARANJA MECÁNICA, 1971, STANLEY KUBRICK

Hoy asistimos al desarrollo de una concepción del hombre despojado de sus cualidades, reducido a una cifra. La ideología de la evaluación empezó a aplicarse hace ya varias décadas en la empresa, y más concretamente en la industria, para evaluar y cuantificar el rendimiento del trabajo en función del par coste-beneficio que generaba un determinado producto. Esta ideología, cuya extensión no parece tener límites, se despliega en la actualidad como un tsunami, invadiendo todos los campos y disciplinas, todas las instituciones médicas, educativas y sociales. Para el éxito de esta empresa, que es una empresa de gestión de la población, se precisa realizar previamente una operación: despojar al hombre de sus cualidades.

Se configuran entonces nuevas y amplias clasificaciones que al entrar en el campo social producen inéditas y devastadoras burbujas epidémicas: depresión, ansiedad, ataque de pánico, bipolaridad, déficits de atención, adicciones, autismo, etc. Todos aquellos que conocen las instituciones que conforman las redes de salud mental saben que, a más protocolos, guías y escalas, menor es la clínica que allí se realiza. La evaluación y la medida universal conllevan la disolución de la clínica. Desde este punto de vista, los profesionales de la salud mental (psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales…) corren el peligro de convertirse en simples gestores de casos, es decir, en dispensadores de fármacos, de normas y pautas, de palabras vacías que impiden la escucha del sujeto, impiden que el síntoma hable. Dispensadores de recursos y programas que acaban convirtiendo cada caso en una simple cifra que pasa a engrosar las estadísticas que servirán para implementar nuevos protocolos.

Finalmente, más allá de la industria farmacéutica, ¿qué revela todo ello? Nos muestra que todo este afán clasificatorio enmascara el objetivo real: la supresión de la subjetividad es una vía segura para la patologización y la medicalización generalizada de la vida cotidiana.

En este libro, Eric Laurent hace resonar con fuerza la voz del psicoanálisis como vehículo para ir más allá de la medicalización sistemática que interesa a las grandes farmacéuticas y del creciente mercado de las psicoterapias, en el que se corre el peligro de despojar a las personas de sus cualidades singulares para considerarlas desde una perspectiva uniformizada.

“El discurso psicoanalítico no cesa de devolver a los sujetos a la singularidad de su deseo, de su fantasma, de su síntoma. Es un discurso que subraya el fuera-de-marco del sujeto, su subversión fundamental de las categorías, su carácter profundamente fuera de normas. Cada cual está un poco enfermo, descentrado, desplazado, excéntrico, respecto a toda categoría que quisiera sujetar con alfileres al sujeto.” Eric Laurent.

Prólogo de Xavier Esqué

Estamos todos locos. La salud mental que necesitamos. Eric Laurent, Editorial Gredos, 2014.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en TEXTOS Y LECTURAS. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s