UN TIEMPO PARA LA ESCRITURA: ¿POR QUÉ ES IMPRESCINDIBLE ESCRIBIR SOBRE NUESTRA PRÁCTICA?

La escritura permite abrir condiciones de pensamiento y elaboración de una práctica a partir de producir una lentificación.*

Escrituras que abren territorios de pensamiento.

Es cierto, la escritura abre territorios para el pensamiento. Poder pensar es un privilegio que se nos antoja imprescindible para aquellos que nos dedicamos al trabajo de atención a las personas.

En aquellas profesiones y disciplinas dedicadas al trabajo sobre los otros (Francois Dubet) debemos pues ser capaces de articular algunas estrategias y maniobras que nos permitan suspender por un momento el fragor de los acontecimientos y crear espacios donde poder pensar.

Sentarse a escribir. Explicarse. Interrogarse. Construir un caso. Discutir con los viejos fantasmas. Dar cuenta de algo de la experiencia. Nombrar. Elaborar. Detenerse. Pensar.

En nuestro trabajo diario, como Ulises, nos vemos seducidos por la emergencia de las sirenas, deslumbrados por el acontecimiento, por la urgencia y la espontaneidad de los actos. Es imprescindible pues poder articular algo de una separación: un corte, una parada, una escisión. Ya que de lo contrario corremos el riesgo de quedar encapsulados en el instante, deambulando en un hacer continuo, fugaz, irreflexivo y voraz.

Recordemos que todo aprendizaje se constituye en base a tres momentos: el instante de ver, el tiempo para comprender y, finalmente, el acto de concluir.

Nos hace falta tiempo… pero no cualquier tipo de tiempo.

En nuestro caso, se trata de Otro tiempo. Un tiempo lógico que permita comprender antes de concluir. Un tiempo que haga posible hacer emerger algo de nuestra práctica que nos inquiete y que, por esto mismo, nos haga avanzar. Un tiempo para poder pensar a partir de situar en el centro de la reflexión lo no sabido. En definitiva, un tiempo que es Otro.

INTERABIDE ASOCIACIÓN EDUCATIVA

*Acompañamiento terapéutico y trabajo social en un centro de salud. Valeria Marani y Juan Manuel Sodo. Revista Cátedra Paralela. 2010.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acompañamiento social, Educación Social, INTERABIDE, Metodologías y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a UN TIEMPO PARA LA ESCRITURA: ¿POR QUÉ ES IMPRESCINDIBLE ESCRIBIR SOBRE NUESTRA PRÁCTICA?

  1. ines dijo:

    Me alegra esta reflexión, yo lo llamaría “relentizar el tiempo de las acciones, de la información, de… . Efectivamente no un tiempo cualquiera: tiempo de silencio; tiempo para colocar, recolocar, comprender con sentido crítico, desechar , hacer un hueco entre los “fuegos de artificio” tanta información, formación, ……., para poder hacer nuestro lo que debamos hacer nuestro y poder actuar no como “papagayos” que repiten o imitan , sino que nuestras acciones sean verdaderas, coherentes con nuestro ser, pensar y estar. Y esto sirve para todos los órdenes de la vida, por su puesto para las personas que acompañamos en su devenir a otras personas.

    • interabide dijo:

      Hola Inés. A nosotros nos alegra la tuya reflexión. Ralentizar el tiempo, hacer un corte entre el instante de ver y el momento de actuar. Un tiempo para poder pesar. No como papagayos y su bla, bla, bla… hay que buscar la manera, las estrategias, para crear este tiempo. Bssss y seguimos en contacto para lo que quieras.

  2. Marta dijo:

    Muy buena reflexión. La importancia de saber detenerse, subir al balcón y ver las cosas desde arriba. Como bien dices, “un tiempo necesario que nos ayude a pensar a partir de situar en el centro de la reflexión lo no sabido”.

  3. ines dijo:

    Añadir también que cuando acompañamos en sus itinerarios a otras personas, pensemos en su tiempo, tiempo necesario para realizar sus cambios o…no, tiempos necesario para situarse en otras posiciones , tiempo para ensayos y retrocesos . Es su tiempo y nosotros estamos participando en sus procesos y no en los nuestros . Respetar SUS tiempos que no son los nuestros.- Ines Pico

  4. Marta dijo:

    La comodidad nos impide la gran parte del tiempo pensar en la accion para valorar, evaluar, mejorar…
    Tambien me ha gustado el concepto del “tiempo” tal como lo habéis planteado y como lo hace Inés.
    Lo que cambiaría del texto es el actuar “sobre” los otros, que en realidad seria trabajar “con” los otros, pues nuestro trabajo debe contar en todo momento con la voluntariedad del otro. No puede haber un verdadero acto educativo sin el consentimiento y la intencion de las partes.

    Gracias por este momento de reflexión.

    • interabide dijo:

      La idea del Tiempo es fundamental, como tu dices, Marta. Y tienes toda la razón cuando dices que hay que trabajar “con” los otros. El dicho de “trabajar sobre los otros” lo sacamos leyendo a Francois Dubet, un tipo interesante, tiene un texto fundamental para conocer el trabajo en las instituciones que se titula algo así como “El declive de las instituciones”. Un cordial saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s