INTERABIDE Y LA NUEVA RELACIÓN ASISTENCIAL.

INTERABIDE somos un colectivo de personas, procedentes de diversas disciplinas, que decidimos ponernos a pensar juntos la relación entre el sujeto y la intervención social.

INTERABIDE supone la creación de un espacio donde las diferentes disciplinas que interactúan en el campo de la intervención social puedan encontrar un lugar y un tiempo para la reflexión, capaz de poner en el centro de la conversación la atención a la persona y sus invenciones particulares.

Proponemos una intervención social ética, comprometida y transformadora, capaz de atender a la subjetividad de cada persona y a los nuevos espacios de construcción del lazo social en la actualidad. Atendiendo a una ética urbana, social e integradora que cuenta con la comunidad como sujeto activo, destacando el elemento social como punto de anclaje y orientación de nuestras actividades.

La Mirada del Otro.

Para ello, nos proponemos abordar algunas de las cuestiones más candentes que afectan a la atención social tanto en el campo de la Salud Mental, la Educación o la intervención social. En este caso, trataremos de lo que José Ramón Ubieto ha dado en calificar como el nuevo paradigma de la relación asistencial.

Finalizada la primera década de este Siglo XXI podemos decir que la NUEVA RELACIÓN ASISTENCIAL queda constituida en base a los siguientes rasgos:

  1. El primer rasgo evidente es la DESCONFIANZA. La desconfianza del sujeto (paciente, usuario, alumno) hacia el profesional, al que cada vez le supone menos saber sobre lo que le ocurre, y del que cada vez teme más que se convierta en un elemento de control y no de ayuda.
  2. Un segundo rasgo lo encontramos en la POSICIÓN DEFENSIVA DE LOS PROPIOS PROFESIONALES que hacen uso, de manera creciente, de procedimientos defensivos ante posibles amenazas o denuncias de sus pacientes. El miedo del profesional condiciona la práctica asistencial.
  3. El tercer rasgo nos muestra una consecuencia de la posición defensiva del profesional. LA PÉRDIDA DE CALIDAD Y CANTIDAD DEL VÍNCULO PROFESIONAL-SUJETO. El diálogo basado en la singularidad de cada caso, y que requería un encuentro cara a cara, con cierta constancia y regularidad, se ha transformado en un encuentro, cada vez más fugaz y de corta duración.
  4. El cuarto rasgo es el aumento notable de la BUROCRACIA en los procedimientos asistenciales. La cantidad de informes, cuestionarios, aplicaciones y protocolos que un profesional debe rellenar superan ya el tiempo dedicado a la relación asistencial propiamente dicha.

Nos encontramos pues, ante un universo asistencial plagado de desconfianza donde los profesionales se ven cada vez más constreñidos en el ejercicio del acto educativo debido, entre otras cosas, a la colonización empresarial que ha supuesto la NUEVA GESTIÓN PÚBLICA, donde cada vez hay más protocolo y menos lugar para la relación, el vínculo y la persona.

En cualquier caso, y teniendo muy presentes estas tendencias que constituyen notablemente el ejercicio de las relaciones asistenciales, pensamos que es un buen momento para pensar en aquellas maniobras que nos permitan poner en juego unas prácticas respetuosas con los sujetos.

Concluimos este artículo con las elocuentes palabras de Hanna Arendt cuando sostiene que las crisis son agujeros en lugares que estaban cerrados, y nosotros no estamos dispuestos a ceder ante el reto que supone pensar en la particularidad de la atención social en nuestros días.

INTERABIDE GARAIKIDEGUNEA ASOCIACIÓN EDUCATIVA.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación Social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s